Los diez errores que te hacen parecer bastante mayor de lo que eres

Mantenernos en forma y cuidarnos puede ayudarnos a vivir más años, pero si además podemos conservar un rostro juvenil que nos quite años de encima durante ese tiempo extra, ni tan mal.

Muchas veces nos encontramos con personas que aparentan menos años de los que tienen y sentimos –no nos engañemos– una envidia tremenda. ¿Cómo lo conseguirán? ¿Qué productos de belleza usarán?

Claro que la genética y el estilo de vida que llevemos ayudan, pero también hay pequeños trucos que apenas suponen ningún esfuerzo con los que podrás rejuvenecerte. Quítate de la cabeza el “seguro que han pasado por quirófano” porque puede que te equivoques.

Existen algunos trucos para aparentar menos años sin necesidad de hacer grandes sacrificios

En un mundo en el que –por fin– un hombre se puede echar crema hidratante sin poner su virilidad en tela de juicio, lucir un rostro joven es uno de los objetivos más perseguidos.

Mientras la ciencia sigue tratando de encontrar el secreto de la eterna juventud, existen algunos trucos para aparentar menos años sin necesidad de hacer grandes sacrificios, dietas milagrosas o gastar dinero en cosméticos de última generación.

1. Abandona el sedentarismo y ponte de pie

Según un estudio publicado en la revista British Journal of Sports Medicine, estar más horas de pie al día que sentado aumenta la longevidad. Parece que estando más tiempo de pie, la longitud de los telómeros –los extremos de los cromosomas cuya función principal es la estabilidad estructural de los mismos– mejora y con ella la calidad de los cromosomas de los glóbulos rojos, relacionados con la longevidad.

Según la revista Reader’s Digest, haciendo sencillos ejercicios como sentarte y levantarte recto y con la cabeza en alt, como si alguien estuviese tirando de tu cabeza hacia arriba, puedes quitarte hasta 10 años de encima y, de paso, mejorar la postura y ejercitar los músculos de piernas y espalda.

2. Cuida bien de tu dentadura

Sonreír es la clave para sentirte más feliz y transmitir una buena imagen a los que te rodean. “La gente percibe a la gente más risueña más joven que aquellos que no sonríen tanto”, explican en Reader’s Digest, pero no basta con enseñar dientes, también hay que cuidarlos.

La gente percibe a la gente más risueña más joven que aquellos que no sonríen tanto

Linda Melone plantea en Health la importancia de lavarse los dientes todos los días con hilo dental para eliminar la película de bacterias que forman la placa dental que puede derivar en enfermedades periodontales como la gingivitis. A medio y largo plazo, ésta puede desencadenar una inflamación de bajo grado “que aumenta el riesgo de ataques al corazón y de derrames cerebrales tempranos”, explica Melone.

3. Las consecuencias de dormir en malas posturas

No hablamos sólo de los dolores de espalda. Dormir en posturas en las que aplastemos nuestra cara contra la almohada, comentan en Reader’s Digest, hace que salgan más arrugas por culpa de la presión. “Si te acuestas boca arriba ayudas a prevenir la acumulación de líquidos en el tejido facial, lo que evita que te veas hinchado al despertar y la aparición de arrugas”, explican.

Aunque la cantidad depende de cada persona, el doctor Eric A. Goedereis de la Universidad de Webster, comenta que “las investigaciones sugieren que dormir siete horas es suficiente para llevar una vida saludable”. Dormir bien tiene increíbles beneficios para la salud, incluso previene enfermedades y mejora nuestra memoria manteniéndonos más jóvenes física y mentalmente.

Dormir boca abajo contra la almohada puede provocar la aparición de arrugas. (Corbis)

4. No te depiles las cejas demasiado

Las cejas pobladas están de moda. Según explica Angela Croce en La Repubblica “son sinónimo de frescura y un sello distintivo de juventud”. Especialmente en el caso de las mujeres, las cejas demasiado finas son propias de las personas mayores, incluso hay muchas ancianas que se las pintan con lápiz porque con el paso de los años apenas les queda vello en esa zona.

Puedes perfilártelas, peinarlas e incluso teñir las canas que vayan apareciendo, siguiendo el consejo de Croce para evitar un estropicio que te deje casi sin cejas: “No te acerques demasiado al espejo porque disminuye la percepción global de la cara y es probable exagerar en la cantidad de vello que te quites”.

5. El uso del móvil y sus consecuencias

Según explica el dermatólogo Christopher Payne de la Clínica Londres, “en la última década se han duplicado las solicitudes de intervención en las arrugas del cuello debido al uso de teléfonos móviles”.

Colocarte en una mala postura cuando estás usando el móvil incrementa la aparición de pliegues en el cuello

Ten cuidado porque colocarte en una mala postura cuando estás usando el móvil incrementa la aparición de pliegues en el cuello. Mantener la cabeza inclinada hacia adelante para escribir mensajes o estar mirando la pantalla del dispositivo cada pocos minutos es devastador para la elasticidad y piel.

6. Mantén tu cabellera joven

Con el paso de los años es importante buscar un look acorde a nuestra edad pero –dado que es nuestro objetivo– que nos mantenga aparentemente jóvenes. Como recomiendan en Reader’s Digest, mantener el cabello a la altura de los hombros nos puede ayudar a tener un aspecto más juvenil.

Si lo tuyo es lucir melena, puedes mejorar el brillo a tu pelo si cuando te lo secas pones el pelo siempre abajo en lugar de hacia arriba. De esta manera ayudas a cerrar las cutículas del pelo volviéndolo más suave y brillante.

Si lo tuyo es lucir melena, sécate el pelo hacia abajo. (iStock)

7. Las manos son el reflejo del alma y de la edad

Con los años la piel de las manos se arruga, comienzan a aparecer manchas oscuras y su tersura deja bastante que desear. Como consecuencia de la exposición masiva al sol, muchas personas muestran unas manos envejecidas antes de tiempo y esto les hace aparentar más años de los que en realidad tienen.

Por muy agradable que sea tomar el sol, es fundamental y utilizar protectores solares durante todo el año. Así lucirás joven y con una piel suave y sin manchas, a la par que te proteges de enfermedades como el melanoma.

8. Haz al menos 5 minutos de ejercicio (sí, al día)

¿Sabías que con hacer una rutina aeróbica puedes aumentar la posibilidad de vivir más años? Con dedicarle apenas unos minutos al día te verás más joven y notarás como mejorar tu capacidad de pensar y moverte. Además, una rutina de ejercicio provoca un cambio de actitud, lo que ayuda a que tu organismo se active y se ralentice el proceso de envejecimiento.

Con sólo cinco minutos de carrera diaria, el riesgo de muerte por enfermedades cardíacas se reduce en un 58%

Como explica Melone “con sólo cinco minutos de carrera diaria, el riesgo de muerte por enfermedades cardíacas se reduce en un 58% y el riesgo global de muerte baja alrededor de un 28%”. Al mantener nuestros pulmones y corazón sanos y en forma, podemos vivir una media de seis años más.

9. No todo es deporte: así te tienes que tumbar en el sofá

Está bien descansar y tomarnos momentos de relax, pero debemos ponernos en la postura adecuada. Según Reader’s Digest conseguirás mantenerte joven si te recuestas en el sofá con las piernas por encima del nivel del corazón. Así, la sangre que se ha acumulado en tus piernas va drenando hacia abajo.

Otra posibilidad es recostarnos boca arriba y apoyar las piernas en ángulo de 45 grados apoyando los talones contra la pared en intervalos de tres minutos para mejorar la circulación.

10. Práctica más sexo

Diferentes investigaciones han demostrado la importante relación entre tener una vida sexual sana y activa y la longevidad de las personas.

Las parejas que mantienen relaciones sexuales 3 o más veces por semana aparentan ser 10 años más jóvenes

Mientras el doctor Goedereis asegura que “tener de dos a tres orgasmos a la semana consigue mejores beneficios para la salud”, el neuropsicólogo David Weeks, del Hospital Real de Edimburgo, asegura que “las parejas que mantienen relaciones sexuales 3 o más veces por semana aparentan ser 10 años más jóvenes”. Además de la descarga hormonal, practicar sexo no deja de tratarse de ejercicio, por lo que mantener relaciones sexuales ayuda a mantener nuestro cuerpo en forma reduciendo los niveles de estrés y controlando el apetito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario